El desafío de los ositos

El desafío de los ositos Mi primer Capitán del Espacio ¿Se dice márroc o marróc? El desafío del alfajor dorado

Estás viendo

Si vas a Bariloche, seguro que volvés a tu casa con dos cosas: kilos de más y chocolates. De los kilos no vamos a hablar ahora, pero sí de lo otro, ¡porque esta es la cuarta edición de Mondo Goloso! En este caso, desde la mismísima base del Cerro Catedral, sometimos a un minucioso análisis a un clásico que no falta nunca en una caja de bombones barilochenses: los ositos rellenos de dulce de leche. Por alguna razón que nadie pudo explicarme, los bombones rellenos de dulce de leche en general tienen forma de animales y, en particular, de oso. Así que, ya saben, la próxima vez que les ofrezcan bombones y quieran ubicar de un vistazo a los de dulce de leche, vayan directo al osito, que no falla. Para el estudio comparativo, tomamos dos osos diferentes, uno de Fenoglio, clásica chocolatería de Bariloche, de precio medio, y uno de Mamuschka, chocolatería premium, que afirma ser el chocolate más rico de Bariloche.

1 Comentario

ariel on December 23, 2009 at 22:35

es casi un stand up golosinero…genial, feliz navidad

Tenés un error
Tenés un error